Barcelona celebró la Block Party de Converse, con lo mejor de la cultura urbana, graffiti, basket, baile, música y mucho skateboarding.