Con ese título tan sugerente nos llega hoy el último vídeo de una ciudad con una escena importante pero medio olvidada de nuestro país, Almería. ¡Oh gracias world wide web!