La história de muchas de las comunidades skaters del mundo es una história de logros. Patinadores sin skateparks ni spots de calle, que deciden buscarse la vida y construirse sus propios lugares. Esta es la história de algunos skaters de Cádiz, que hace un tiempo descubrieron un lugar que poco a poco van adaptando para darse sesiones.