Algunos skaters de Cuenca se reunieron hace un par de años para comenzar a construir una mini cubierta en su ciudad. Una cosa les llevo a otra y al final esa mini se convirtió en un bowl que puede ir a patinar todo el que quiera. Gracias a nuestros amigos de patin en común podéis pasar un rato con los locales y conocer más de esta buena iniciativa.