Los años veinte comienzan con brillo.