Nuestros homies de Damage en un clip que derrocha stylo.