Es un palo ver como un amigo se va demasiado pronto y cuando menos te lo esperas. Siempre quedara el recuerdo de este joven patinador que rodaba siempre con una sonrisa en la cara.

Vídeo de Blai Costa