Conocí a kiko en Tetuan patinando y la verdad que me alegro, es un chaval súper engorilado y patina muy hevi la verdad. Aunque eso no es nada en comparación con lo gran persona que es, con el tiempo es cuando acabas conociendo a las personas y yo la verdad considero que conozco bastante a Kiko a pesar de no estar juntos todos los días por que él vive en un pueblo bastante lejos de Madrid, pero hemos hecho viajes juntos y siempre demostró su humildad y sus ganas de patinar sin importar nada más, y eso la verdad que es difícil de encontrar, por eso siempre que he podido y pueda, le ayudaré en todo lo posible, intentare grabarle una buena parte para Classic por que es de los que más me engorila y me transmite, no se que más contarte podría empezar a contar historias y no acabar pero seguro todas buenas.