Las cuestas de San Francisco no son para cualquiera. Locura máxima en este vídeo grabado y editado por Kaylanne Diaz.