El origen del skate se remonta a más de medio siglo atrás. En los años 50 en California, un grupo de surferos cansados y aburridos de no poder surfear por falta de olas, decidieron cambiar el mar por la tierra y comenzaron a “surfear el asfalto”. Por aquel entonces y sin ellos saberlo, estaban inventando el skate.

 Con Back To Origins, Arnette ha querido involucrar a las dos comunidades (surf y skate) en su nueva campaña local. Un homenaje de los skaters a sus orígenes: el surf. El lugar escogido, el icónico skatepark de Sopela (Vizkaya), un entorno natural donde ambas disciplinas se fusionan en el mismo paisaje dando lugar al spot perfecto. El skatepark ha sido intervenido por el artista urbano Rosh 333 en colaboración con el Ayuntamiento de Sopelana y lo ha pintado entero para que simule las olas del mar.

 Cincuenta años más tarde, los riders de Arnette Sergio Muñoz, Cristian Sánchez, Alain Goikoetxea y Dany Lozano, se han juntado para brindar un homenaje a sus orígenes, llevando las olas del mar a su templo más preciado, el skatepark. Estos sorprendieron a sus compañeros, los surfistas Indar Unanue, Garazi Sánchez, Aritz Aranburu y Kepa Acero con el tributo y juntos, estuvieron patinando olas en tierra firme.