Aaron Herrington y Brian de la Torre patinan la ciudad que nuca duerme a ritmo de jazz.