Riley Hawk nos enseña su casa, toca algo de música, pilla unas olas, y por supuesto se da una buena sesión con sus colegas en este vídeo de un día normal en su vida.