Algunos de los riders de FTC Barcelona cambiaron de aires por unos días y volvieron con estas grabatas en sus móviles.