La nueva entrega de los «NO cash value» de Zero no defrauda y nos trae la acostumbrada ración de barro.