Ibon Mariño y algunos amigos estuvieron de visita por tierras gallegas patinando algunos skateparks y la rampa de Ivan Maroña.