Spitfire presenta más de 4 minutos de pura destrucción de curvas con Peter Hewitt