Jaime Mateu no pierde el tiempo y solo le hacen falta tres días para grabarse esta parte llena de locuras ramperas con Cuervo rat.