La peña de Louw no para y después de su visita a Londres tambien pasaron unos días por Viena.