Posiblemente los dos primeros seres humanos en «patinar» con gravedad zero han sido Tony Hawk y Aaron Homoki. Si no fuera por la gravedad de nuestro planeta el skate sería imposible, pero quien va a negar que patinar en gravedad cero es toda una experiencia que nos molaría tener a cualquiera.