Desde los archivos de Bali Costa nos llega este clip de algunas sobras que le quedaron de su parte de Marc Gual.