Frankie Bravo graba y edita este clip en el skatepark de Les Corts de Barcelona.