Un clásico de la ciudad de Alcorcen en Madrid patinando a ritmo de A Tribe Calle Quest, una mezcla que nos mola pero que mucho.