Pedro Sanchez siempre es sinónimo de trucazos y este clip grabado en el skatepark de la tienda Picnic no defrauda ni lo más mínimo.