Este es el último clip que Enrique Lorenzo ha grabado para los rodamientos Bones. Suavidad, clase y técnica es siempre un buen combo.